la ::comunidad artística:: online

Inarticulado como esa planta que flota

imagenbol03_u.jpgBeatriz Olabarrieta
23.09-04.11 / 2011
inauguración 23.09 // 20 h

www.trayectogaleria.com

Una sociedad que se quiere organizada alrededor de la comunicación y los medios que la sustentan, como resultado, ha impuesto el querer decir sobre el querer hacer. Pero cada vez se hace más habitual ver como ciertos artistas abandonan, poco a poco, el espacio de producción de la prestación de servicios impulsado por la industria cultural de la mano del programa institucional neoliberal, para traer a cuento un espacio ya conocido comprendido entre la pasión y la reflexión. Dos instancias que se presentan de forma antagónica si se las analiza separadamente, pero que a través de una mirada asociativa es posible ver que el espacio que resguardan no es otro que un espacio para la producción de sentido. Solo en un espacio problemático es posible el sentido, o mejor, el sentido es precísamente la problematización del espacio y el tiempo. Es desde la problematización misma que es posible recibir el trabajo de Beatriz Olabarrieta cuyo título Inarticulado como esa planta que flota, remite a Deleuze en cuanto que la artista aspira a resistir ante la oferta de categorías asociadas a la analogía, al orden, a los conceptos, o a las categorías de sistema. Una aspiración que surge no en oposición, ni en posicionamiento, sino en devenir singular, individuación sin sujeto, o si se quiere, en otro flujo, devenir animal, devenir planta, devenir real.

Es notorio, nos encontramos junto al Deleuze de Mil mesetas, donde se ocupa de aclarar que devenir-animal es estar frente a una multiplicidad, y que “cada multiplicidad es simbiótica, es decir, reúne en su devenir animales, vegetales, microorganismos, partículas locas, toda una galaxia” (pág. 255). Pero esta insistencia del autor en aclararnos lo que entiende por devenir, para ejecutarse, tiene necesidad de recurrir a un término como “hacceidad” en tanto que coordenadas de un modo de individuación donde todo es relación de movimiento y reposo (latitud-longitud), [ ] poder de afectar y ser afectado. contaminar y ser contaminado,…Pero lo que espera en la realización del devenir molecular es la imperceptibilidad, devenir imperceptible.

Ante esto, Deleuze se pregunta: ¿Qué relación se puede dar entre lo imperceptible (anorgánico), lo indiscernible (asignificante) y lo impersonal (asubjetivo)? (pág,281). La pregunta ya abre cuidadosamente un espacio al cual no pertenece, un espacio donde la gobernabilidad no ha lugar, pero al mismo tiempo no puede evitar otra pregunta: ¿hay un exterior del exterior?

Enviado el 19 de Septiembre. Página principal ...