la ::comunidad artística:: online

Ángel Marcos
Alrededor del sueño. [Escenarios para el vacío]

china2-web_u.jpgProyecto expositivo de Ángel Marcos para el Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa
Comisario: Fernando Illana
Inauguración: 24 de marzo de 2011
24 de marzo - 11 de septiembre
Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa (MACUF)
A Coruña
www.macuf.es/

"Se sueña antes de contemplar. Antes de ser un
espectáculo consciente, todo paisaje es una experiencia
onírica." Gaston Bachelard. El agua y los sueños

“Pero ¿qué es lo que hace que la realidad sea algo más que sí misma?” Marina Garcés. Posibilidad y subversión.

A lo largo de 10 años, Ángel Marcos ha realizado una serie de trabajos que ahora se reúnen en una trilogía titulada Alrededor del sueño [Escenarios para el vacío], y comprende los archivos de imágenes realizados en Estados Unidos (New York), Cuba (La Habana) y China (Shanghái, etc.) entre 2002 y 2009. Estos archivos se han expuesto de forma parcial e individualizados, pero nunca formando un cuerpo común. En esta ocasión, Macuf (Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural), muestra una selección de imágenes de los tres archivos para ofrecer una visión general de la trilogía y la columna que lo vertebra, que no es otra que la ciudad como orden determinado y determinante de la idea de progreso en detrimento del estado-nación como forma política de orden.
Este proyecto quiere apuntar al hecho de cómo, en un tiempo desnudo de coberturas ideológicas donde se piensa, respecto al orden, la existencia de estados postnacionales o supranacionales, ciudadanias plurinacionales, identidades múltiples, etc, inscritos en un marco general de integración de lo diverso y lo plural, los grandes sueños colectivos del siglo XVIII y XIX, solo pueden ofrecer su desactualización en imágenes residuales de fuerte impacto conceptual e historiográfico. Desde el "sueño" estadounidense personalizado en unas cuantas calles-escenarios de Manhathan donde es posible reinterpretar el éxito y la gloria de la publicidad como negación de la ciudad misma, hasta las imágenes de arquitecturas coloniales vencidas por el tiempo y la tozudez de un pueblo atascado en los grandes relatos revolucionarios, pasando por la experiencia de un modelo comunista que tras el desmantelamiento de los dos bloques –la caída del muro de Berlin– no ha tenido otra opción que liderar el llamado milagro chino a través de las imágenes producidas por un sueño que no es suyo, sino que lo ha tomado prestado del sueño occidental.
Los tres escenarios propuestos tienen en algo en común, que deben su eficacia social a la desaparición de la centralidad del mundo del trabajo y el pesado equipaje de transformación utópica. La gente, por decirlo de otra manera, se ha difuminado, y con ello, la simple posibilidad de pensar otro mundo. Ahora sólo hay un mundo y es éste, un mundo que no es para nadie, pues solo está dispuesto para la transacciones y el intercambio; un mundo, en definitiva, que crea su propia dinámica de desarrollo y donde la experiencia humana es subsidiaria. Por tanto, un mundo en constante cambio, opuesto al producido por la historia y las instituciones, aquél que encontraba su continuidad en lo estable.
La desocupación y evacuación de personas de los escenarios dispuestos para interpretar el mundo actual, es el tema central de la obra de Ángel Marcos en la trilogía Alrededor del sueño. Escenarios para el vacío. Una desocupación que apunta a la necesidad de recurrir a las reservas de esperanza disponibles para que la realidad sea algo más que lo que muestra. Como se ha apuntado en otro lugar, el autor nos remite al punto ciego de Canetti: más allá del cual las cosas han dejado de ser verdaderas. Ángel Marcos, para realizar estas imágenes ha situado el disparador de su mirada en un espacio comprendido entre el deseo y lo "real", como construcción resultante del hecho histórico de haber reemplazado la seducción por la producción. Al apartarse voluntariamente de los discursos significativos de la producción que caracteriza el mundo moderno, el autor nos aparta del camino de la demostración, lo visible, calculable, etc, y con ello nos introduce en el juego de las apariencias, la ambigüedad y el enigma: ¿dónde está la ciudad?. ¿Por qué seguimos llamando ciudad a lo que solo es urbanismo global?


LOGOMUSEOGNF_FONDOBLANCO_u.jpg

Enviado el 18 de Marzo. Página principal ...