la ::comunidad artística:: online

La Fundación Carlos de Amberes presenta
JAMES ENSOR
La belleza de lo grotesco

EntradadeCristoenBruselas_u.jpg
1 de octubre a 8 de diciembre 2010
C. Claudio Coello, 99. 28006 Madrid
Lunes cerrado. De martes a viernes de 10,00 a 20,30 h.
Sábados de 11,00 h. a 14,00 h. y de 17,30 h. a 20.30 h.
Domingos y festivos de 11,00 h. a 14,30 h.
Martes: Entrada general gratuita.
De miércoles a domingo: 3 €
Visitas guiadas jueves y viernes: 5 €
Más información en www.fcamberes.org

La Fundación Carlos de Amberes ofrece un recorrido por la obra de una figura mayor de la vanguardia belga y precursor del dadaísmo, el expresionismo y el surrealismo: James Ensor. 140 obras entre las cuales se encuentra la colección completa de sus grabados, algunos en blanco y negro y otros en color (colección Frank Deceunick), así como seis óleos, que incluyen los tres que se conservan en España (Colección Thyssen-Bornemisza y Museo de Bellas Artes de Bilbao). El genio transgresor del artista se puede ver también en varias piezas con formatos menos convencionales: un cartón (2,57 x 4,25 m) de su obra más emblemática, La entrada de Cristo en Bruselas, realizado por Ensor y el artista y crítico Paul Haesaerts en 1930, que se presenta por primera vez junto al tapiz encargado en 2008 por un coleccionista particular; y como guiño a uno de sus temas preferidos, varias máscaras procedentes del Museo internacional del carnaval y la máscara de Binche (Bélgica).

El recorrido de la exposición se divide en cuatro secciones centradas en los temas que marcaron la vida de James Ensor: Yo y los otros (retratos y autorretratos), Naturaleza belga (paisajes y marinas), Cristo revisitado (religión), y La gran farsa (máscaras, esqueletos, ironías)

James Ensor (1860 -1949) nació y vivió en Ostende. No dejó su ciudad, que representó una y otra vez, excepto entre 1877 y 1880, para estudiar en la Academia Real de Bellas Artes de Bruselas, institución que abandonó por “aburrimiento”. En 1883 fundó con Fernand Khnopff, entre otros artistas, el círculo de vanguardia Les XX, y a partir de 1886 se volvió cada vez más simbólico, incluyendo en sus obras la presencia recurrente de la figura de Cristo, con el que se identificó en varios de sus autorretratos. En su obra destacan ciertos elementos característicos: máscaras, de carnaval o japonesas y chinas, esqueletos, así como el tema de la condición humana que fue, en su momento, fundamental para otro gran artista en el que Ensor se inspiró: Francisco de Goya. Esa obsesión se traduce en la omnipresencia de la muerte, la hipocresía y por supuesto, lo grotesco.

El recorrido de la exposición se divide en cuatro secciones centradas en los temas que marcaron la vida de James Ensor: Yo y los otros (retratos y autorretratos), Naturaleza belga (paisajes y marinas), Cristo revisitado (religión), y La gran farsa (máscaras, esqueletos, ironías).

Con motivo de la exposición se ha publicado el catálogo razonado en español de toda la producción como grabador de James Ensor, elaborado por el comisario Xavier Tricot.

La exposición se realiza gracias al patrocinio del Ministerio Federal de Asuntos exteriores de Bélgica, la Embajada de Bélgica y la Lotería Nacional belga, con motivo de la Presidencia belga de la Unión Europea.


(Ilustración: Detalle de la La entrada de Cristo en Bruselas el Martes de Carnaval de 1889, 1898. Aguafuerte en negro [3/3] coloreado a mano con acuarela. © Sabam)

Enviado el 07 de Octubre. Página principal ...