la ::comunidad artística:: online

CENTRO JOSÉ GUERRERO: TRANSDUCTORES.

4122889762_2ff3f69874_b-u.jpgTRANSDUCTORES. Pedagogías colectivas y políticas espaciales es un proyecto del Centro José Guerrero de Granada, ideado desde Aulabierta, y coproducido por la Universidad Internacional de Andalucía-UNIA arteypensamiento y el Ministerio de Cultura, que incluye la puesta en marcha de seminarios y talleres de formación, la construcción y exposición de un archivo relacional, el trabajo con agentes locales y la edición de diversas publicaciones.

www.centroguerrero.org

Dentro de este marco general, que pretende investigar y activar iniciativas en las que se articulen de manera flexible las prácticas artísticas, la intervención política y la educación a partir de la acción de colectivos interdisciplinares, el Centro José Guerrero presenta, del 1 de diciembre al 14 de febrero, una muestra de los casos de estudios que se incluyen en el Archivo Relacional del proyecto: Center for urban pedagogy (New York), Peter Dunn + Loraine Leeson + Community Poster Project (Londres), Wochenklausur (Viena), Fátima Group United + City arts (Dublín), Plattform (Londres), Ala Plástica (Argentina), Temporary Services (Chicago), REPOhistory (Nueva York), AREA (Chicago), Atelier d'architecture autogérée (ParÍs), Oda projesi (Galata, Estambul), Learning Site (Copenhague), Aulabierta (Granada) + Cartografía experiencias nacionales

Paralelamente, del 2 al 4 de diciembre, se llevará a cabo el seminario dialógico internacional Negociaciones culturales. Articulaciones de las pedagogías colectivas y las políticas espaciales, en el que varios de los colectivos presentes en la exposición presentarán sus proyectos.

*Un transductor es un dispositivo capaz de transformar o convertir un determinado tipo de energía de entrada en otra diferente de salida. En la teoría de redes sociales los “transductores” actúan como disparadores o catalizadores de cambios sociales, abriendo nuevas posibilidades de transformación, más integrales y sostenibles con el contexto.


Ya no es una novedad en nuestro país la emergencia y relativo afianzamiento —dentro de la precariedad— de proyectos que se mueven flexiblemente entre lo artístico, lo político y lo pedagógico, por mencionar sólo algunos de los territorios que transitan. Lo que se precisa todavía es una reflexión teóricamente informada sobre los mismos desde una posición comprometida, que a su vez sirva para construir un corpus de documentación y debate imprescindible para consolidar este campo de estudio e intervención. Y a colmar en parte esa laguna es a lo que se dedica TRANSDUCTORES.

TRANSDUCTORES constituye un marco en el que propiciar un encuentro con experiencias internacionales de prácticas y pedagogías colectivas entre el arte y la intervención en el contexto social. TRANSDUCTORES ofrece una visión de los proyectos seleccionados que no se limita a la exposición de producciones o discursos, sino que considera los marcos institucionales y las políticas culturales en los que se desarrollan como parte esencial de los mismos. Si andamos escasos de meras descripciones, documentaciones y estudios de caso, la falta de discusiones sobre la dimensión política e institucional de este tipo de proyectos es todavía más notoria. Aun a riesgo de polarizar una cuestión que admite muchos matices, puede decirse que entre los colectivos más vinculados a un activismo cultural altamente politizado, como pueden ser las universidades libres e iniciativas similares, es habitual —por no decir connatural— esta reflexión teórica. Por el contrario, en las organizaciones más cercanas al tercer sector aún pesa demasiado una retórica de la falta de tiempo, así como una tradición de elaboración de memorias de actividades celebratorias y de informes destinados a la Administración y otras fuentes de subvenciones económicas. En este sentido, los mismos proyectos recogidos por TRANSDUCTORES muestran en sí mismos una gran diversidad de posiciones políticas y estrategias de reflexividad y representación.

TRANSDUCTORES surge a partir de la invitación del Centro José Guerrero a Aulabierta para colaborar en la construcción de un proyecto pedagógico y relacional que tomase las pedagogías colectivas, las políticas del espacio y las redes locales como elementos de trabajo para conformar un archivo de casos y un programa que contribuyese a expandir las acciones del museo en la provincia de Granada. El reto era cómo superar un modelo ya conocido de comisariado relacional y de archivo como el que se vio en Democracy de Group Material, Collective Creativity de What, How & For Who (WHW), la exposición de NGBK en Berlín sobre Loraine Leeson Art for Change: Loraine Leeson. Works from 1975 to 2005, o la celebrada entre nosotros Desacuerdos, coproducido por el MACBA, Arteleku, UNIA y el Centro José Guerrero, con su gama de acciones y redes sociales implicadas. Con dicha voluntad de superación se concibió el archivo como un elemento orgánico y pedagógico, algo vivo que debería enraizarse en lo local y relacionarse con otros grupos y situaciones. Lo cual suponía alejarse de un modelo de gestión cultural más formal, o sólo centrado en la recopilación de materiales de proyectos situados dentro del marco conceptual apuntado para pasar a construir y gestionar colectivamente precisamente aquello que se trataba de estudiar y recoger en el proyecto.

Uno de los primeros objetivos, pues, fue entender el proyecto como una experiencia situada dentro de un espacio de aprendizaje colectivo y en conexión con la “caja de herramientas” que es Aulabierta. Para ello se usarían diversas metodologías participativas de trabajo contextual (cursos de extensión universitaria, encuentros profesionales, seminarios y talleres participativos, etc.), pero repensándolas dentro de los términos de TRANSDUCTORES. Por otro lado, no se quería reducir el proyecto a una simple colección de buenas prácticas con voluntad de empoderamiento (1) y buenas intenciones. Había que pensar otras formas de elaborar y coordinar un proyecto colectivamente. Era necesario no sólo archivar, sino también dinamizar, crear redes y experimentar pedagógicamente precisamente lo que iba a mostrarse: las prácticas y proyectos nacionales e internacionales que, convertidos en casos de estudio, se integrarían en el archivo y exposición del proyecto. Lo cual conllevaba no sólo representar prácticas transductivas y pedagógicas en un contexto de exposición, sino activarlas y discutirlas en forma de eventos, acciones y programas. Un modelo de trabajo que muchos de los grupos incluidos en el archivo despliegan en sus proyectos.

Ese paso suponía una línea abierta de producción local, que potenciaría la labor educativa del Centro José Guerrero y sus mecanismos de gestión como una interfaz o dispositivo pedagógico dentro de un trabajo en red, no simplemente para legitimar o reforzar los contenidos expuestos, sino para problematizarlo y experimentarlo pedagógicamente. Esto llevó a situar el trabajo pedagógico como un elemento estructural y articulador de todo el proyecto (no como una parte complementaria o secundaria), de tal modo que se vertebrase y articularse en relación con sus posibilidades de construir redes, conocimiento colectivo y medios para la distribución de dicho conocimiento. El objetivo no era únicamente representar casos de trabajo de pedagogías colectivas, sino construir prácticas pedagógicas colectivamente, entre diversas instituciones que tuvieran en cuenta este sentido de trabajo en red

El conjunto de materiales expuestos (publicaciones, carteles, postales, diagramas, mapas, vídeos, etc.), que en las distintas fases del proyecto pedagógico de TRANSDUCTORES han sido utilizados como recursos, da cuenta de los procesos llevados a cabo por esos colectivos, o bien son los resultados formales de muchas de sus prácticas. Prácticas que se presentan como modelos de pedagogías colectivas donde se abordan problemas sociales específicos (como por ejemplo el reciclaje, la salud, las basuras, las energías limpias, el concepto de ciudadanía, la regeneración urbana) mediante el desarrollo sostenible, la participación ciudadana o la cultura visual. Prácticas, en fin, que incluyen el trabajo de educadores y estudiantes, artistas, arquitectos, paisajistas o urbanistas, propiciando el intercambio de habilidades y conocimientos, construyendo un aprendizaje en colaboración y promoviendo unas políticas espaciales más integrales y participativas.


1. Empoderamiento es la traducción del término empower. El Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE (primera edición, octubre de 2005, versión online) indica que se utiliza en sociología política “con el sentido de conceder poder a un grupo de personas desfavorecido socio-económicamente, para que mejore sus condiciones de vida a través de sus propias acciones”.

Enviado el 26 de Noviembre. Página principal ...